miércoles, 11 de enero de 2017

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 11

LECCIÓN 11

Mis pensamientos sin significado me están mostrando un mundo sin significado.

1. De todas las ideas que hemos presentado hasta ahora, ésta es la primera que está relacionada con una de las fases principales del proceso de corrección: la inversión de la manera de pensar del mundo. 2Parece como si fuese el mundo el que determina lo que percibes. 3La idea de hoy introduce el concepto de que son tus pensamientos los que determinan el mundo que ves. 4Alé­grate en verdad de practicar la idea en su forma original, pues en esta idea reside la certeza de tu liberación. 5La llave del perdón se encuentra en ella.

2. Las sesiones de práctica con la idea de hoy deben llevarse a cabo de forma ligeramente distinta de las anteriores. 2Comienza con los ojos cerrados y repite la idea lentamente para tus adentros. 3Abre luego los ojos y mira a tu alrededor, así como a lo que está cerca, a lo que está lejos y a lo que está encima o debajo de ti. Mira por todas partes. 4Durante el minuto más o menos a emplear usando la idea, simplemente repítela en silencio y asegúrate de hacerlo sin prisa y sin ninguna sensación de urgencia o esfuerzo.

3. Para derivar el máximo beneficio de estos ejercicios, los ojos deben pasar de una cosa a otra con cierta rapidez, ya que no deben detenerse en nada en particular. 2Las palabras, en cambio, deben usarse pausada, e incluso, relajadamente. 3La introducción a esta idea, en particular, debe practicarse de la manera más casual que puedas. 4Contiene los cimientos de la paz, de la relaja­ción y de la ausencia de preocupación que estamos tratando de lograr. 5Al final de los ejercicios, cierra los ojos y repite lentamente la idea para tus adentros una vez más.

4. Tres sesiones de práctica probablemente serán suficientes hoy. 2No obstante, si no sientes ningún desasosiego o si éste es muy ligero, y te sientes inclinado a ello, puedes hacer hasta cinco. 3Más de eso no es recomendable.

¿Qué me enseña esta lección?


Ya advertía en la Lección anterior de la importancia de la enseñanza transmitida en la misma. En esta nueva ocasión, se da un paso más en el desarrollo de la idea principal y nos sitúa en una posición privilegiada para dar un paso gigantesco en el logro de nuestro propósito, el retorno a nuestro verdadero Hogar.

Ante cualquier situación que estemos experimentando, entender, que lo que nos muestra el mundo es una ilusión proyectada desde nuestros pensamientos, igualmente, ilusorios, nos permitirá liberarnos del miedo, de la culpa, del castigo, del dolor, del sufrimiento, del conflicto, de la enfermedad, de la muerte.

Es cuestión de practica, ya lo hemos dicho. Hoy nos podemos dedicar a ello durante unas cuantas sesiones, pero dada la importancia de esta Lección, deberíamos tenerla presente en la medida de lo posible, y practicarla en todas las situaciones en las que nos encontremos.

Tal vez puedas preguntarte, ¿si mi pensamiento no significa nada y ello da lugar a un mundo sin significado, a qué debo dar significado?

Es como si nos quedáramos en blanco, sin saber qué hacer con nuestras vidas. Pero no olvidemos que UCDM es un curso de ejercitamiento mental. Su propósito no es indicarnos cómo debemos hacer las cosas, sino a darnos a conocer que podemos servir a la mente errada o a la mente correcta, La primera nos hace creer en que somos un cuerpo y que somos seres pecadores merecedores del castigo redentor y la segunda, nos lleva a entender que somos un ser espiritual tal y como Dios nos ha creado y dotado de sus mismos atributos creadores, siendo nuestro verdadero hogar, el Cielo y no la Tierra.
Con ello lo que pretendo decir, es que debemos orientar nuestros esfuerzos a nuestra mente. Podemos seguir viviendo nuestra vida, con nuestras experiencias de relación, con nuestro trabajo habitual, pero con una diferencia clara, al ver las cosas de otra manera, dejaremos de juzgar, de condenar, de ver un mundo separado. Dejaremos de ver ataque y en su lugar, veremos impecabilidad e inocencia. Ese uso de la mente, cuando se comparte, nos lleva a un estado de percepción diferente y experimentaremos una mayor paz y libertad.

Ejemplo-Guía: Mi cuerpo está enfermo.

Si aplicamos la enseñanza de esta Lección a este ejemplo, podemos decir, que la enfermedad no es real, carece de significado y la única razón de que esto sea así, es porque el pensamiento que da lugar a la creencia en la enfermedad carece de significado, pues es fruto del error que nos lleva a pensar que somos un cuerpo y que el cuerpo puede enfermar.

El Hijo de Dios es perfecto, porque su Padre es Perfecto. Donde existe plenitud no cabe enfermedad. Tan solo, cuando la mente se pone al servicio del ego, dando credibilidad a la separación, es cuando se adopta la falsa creencia en que el cuerpo puede enfermar, cuando en realidad, el único error se encuentra en el nivel del pensamiento.

Hoy día están proliferando, dentro del mundo de las terapias de salud, nuevas metodologías que se fundamentan en nuevos paradigmas, los cuales se acercan a la visión de que la causa de la enfermedad no se encuentra en el cuerpo, sino en la mente.
Los avances que se vienen realizando en Física Cuántica, no tardarán en revolucionar los conceptos actuales de la medicina ortodoxa. Se pasará de una medicina orientada a tratar los efectos, para pasar a tratar las causas. Pero, aún así se seguirá dando protagonismo a la ilusión, al sueño, pues como ya hemos dicho, en verdad, el mundo en el nivel de la percepción no tiene ningún significado.

Mientras que poco a poco vamos despertando nuestras consciencia, podemos seguir haciendo uso de la medicina en la que mayormente confiemos. Recordemos que no importa el comportamiento, pero debemos tener presente, que lo que estamos haciendo es suavizar las imágenes que percibimos durante nuestro sueño, es decir, en vez de tener sueños de dolor, tendremos sueños más livianos.

Reflexión: ¿El significado que le damos a las cosas, depende del mundo que percibimos o depende de nuestras creencias?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada