miércoles, 22 de febrero de 2017

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 53

LECCIÓN 53

El repaso de hoy abarca las siguientes ideas:

1. (11) Mis pensamientos sin significado me están mostrando un mundo sin significado.

2Dado que los pensamientos de que soy consciente no significan nada, el mundo que los refleja no puede tener significado. 3Lo que da lugar a este mundo es algo demente, como lo es también el resultado de ello. 4La realidad no es demente, y yo tengo pensamientos reales así como dementes. 5Por lo tanto, puedo ver un mundo real, si recurro a mis pensamientos reales como guía para ver.

2. (12) Estoy disgustado porque veo un mundo que no tiene signi­ficado.

2Los pensamientos dementes perturban. 3Dan lugar a un mundo en el que no hay orden de ninguna clase. 4Sólo el caos puede regir en un mundo que representa una manera de pensar caótica, y el caos es la ausencia total de leyes. 5No puedo vivir en paz en un mundo así. 6Estoy agradecido de que este mundo no sea real, y de que no necesito verlo en absoluto, a menos que yo mismo elija otorgarle valor. 7Elijo no otorgarle valor a lo que es completamente demente y no tiene significado.

3. (13) Un mundo sin significado engendra temor.

2Lo que es totalmente demente engendra temor porque no se puede contar con ello en absoluto, ni da pie a que se le tenga confianza. 3En la demencia no hay nada en lo que se pueda confiar. 4No ofrece seguridad ni esperanza. 5Pero un mundo así no es real. 6Le he conferido la ilusión de realidad y he sufrido por haber creído en él. 7Elijo ahora dejar de creer en él y depositar mi confianza en la realidad. 8Al elegir esto, me escaparé de todos los efectos del mundo del miedo porque estaré reconociendo que no existe.

4. (14) Dios no creó un mundo sin significado.

2¿Cómo puede ser que exista un mundo sin significado si Dios no lo creó? 3Él es la Fuente de todo significado y todo lo que es real está en Su Mente. 4Está en mi mente también porque Él lo creó conmigo. 5¿Por qué he de seguir sufriendo por los efectos de mis pensamientos dementes cuando la perfección de la creación es mi hogar? 6Quiero recordar el poder de mi decisión y reconocer mi verdadera morada.

5. (15) Mis pensamientos son imágenes que yo mismo he fabricado.

2Todo lo que veo refleja mis pensamientos. 3Son mis pensamientos los que me dicen dónde estoy y lo que soy. 4El hecho de que vea un mundo en el que hay sufrimiento, en el que se puedan experimentar pérdidas y en el que se pueda morir, me muestra que lo único que estoy viendo es la representación de mis pensamientos dementes, y que no estoy permitiendo que mis pensamientos reales viertan su benéfica luz sobre lo que veo. 5No obstante, el camino de Dios es seguro. 6Las imágenes que he fabricado no pueden prevalecer contra Él porque no es mi voluntad que lo hagan. 7Mi voluntad es la Suya, y no antepondré otros dioses a Él.

¿Qué me enseñan estas afirmaciones?

Os dejo una batería de preguntas, a título de ejemplo, que nos pueden ayudar a reflexionar sobre cada uno de los apartados.

Mis pensamientos sin significado me están mostrando un mundo sin significado.
  • Párate un segundo. Observa tu pensamiento. Escucha su voz. ¿De qué te habla? ¿A quién sirve? ¿Separa o une? ¿Juzga o comprende? ¿Conoce o percibe? ¿Es positivo, negativo o neutro? ¿De dónde fluye ese pensamiento? ¿Del cuerpo o del Espíritu?
Estoy disgustado porque veo un mundo que no tiene significado.
  • ¿Te aportan paz tus pensamientos? ¿Tienes el control de tus pensamientos? ¿Haces siempre lo que su voz te dicta? Debes conocer, que tienes el poder de crear. Debes conocer, que aquello que percibes en el mundo es una proyección de tus pensamientos. ¿Qué harás para crear un mundo de alegría y felicidad?
Un mundo sin significado engendra temor.
  • Cuando miras con los ojos del cuerpo, tus pensamientos se identifican con esa visión ilusoria y entonces, das vida a la creencia de que el mundo que percibes es la única realidad. ¿Eres feliz experimentando esa visión? ¿Por qué sientes miedo cuando te enfrentas a tus propias creencias? ¿Eres tan demente que sientes temor al experimentar el mundo al que has dado el sentido de la realidad?
Dios no creó un mundo sin significado.
  • ¿Quién iba a crear un mundo sin significado y pensar que ese mundo es su única realidad? ¿Tu cuerpo es real? ¿Tus percepciones son reales? ¿Tus recuerdos son reales? No, ¿Entonces por qué crees en ellos? Tú, has fabricado la creencia en un mundo que es ilusorio y esa creencia, te produce pavor.
Mis pensamientos son imágenes que yo mismo he fabricado.
  • Tus pensamientos creen ver un mundo real, cuando en verdad están percibiendo la manifestación de la ilusión. Piensas que lo temporal puede ser real, pero la realidad se fundamenta en la eternidad. La única verdad es que eres un Ser emanado en lo Eterno. Tus pensamientos se han identificado con los ropajes temporales y pretenden mantener esa visión en el tiempo. Pero, lo que no es real, es ilusorio y no podrá perpetuarse en la eternidad, pues en verdad no existe. La Existencia es la Manifestación del Espíritu, es intemporal, es Eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada