lunes, 25 de abril de 2016

UCDM. Libro de Ejercicios. Lección 116

LECCIÓN 116

Para los repasos de mañana y noche:


1. (101) La Voluntad de Dios para mí es perfecta felicidad.
2La Voluntad de Dios para mí es perfecta felicidad.
3Lo único que me puede hacer sufrir es la creencia de que hay otra voluntad aparte de la Suya.


2. (102) Comparto con Dios Su Voluntad de que yo sea feliz.
2Comparto lo que la Voluntad de mi Padre dispone para mí, Su Hijo.
3Lo que Él me ha dado es lo único que quiero.
4Lo que Él me ha dado es lo único que existe.


 3. A la hora en punto:
2La Voluntad de Dios para mí es perfecta felicidad.


3Media hora más tarde:
4Comparto con Dios Su Voluntad de que yo sea feliz.


¿Qué me enseña esta lección?



1. (101) La Voluntad de Dios para mí es perfecta felicidad.



Cuan equivocado estamos, cuando pensamos que somos herederos del pecado. 

Cuan equivocado estamos, cuando partiendo de la creencia del pecado buscamos el castigo como la única vía de redención.

Cuan equivocados estamos, cuando entendemos que para encontrar la salvación debemos sufrir, sacrificarnos e incluso morir.

Nada más lejos de la realidad. Todas esas creencias deben ser expiadas, pues dan cuerpo al error.

La Voluntad de Dios para su creación es la felicidad. Debemos regocijarnos de esa verdad y liberarnos del pesado fardo que nos mantiene prisionero de la tristeza.

Tema de reflexión: ¿Qué necesitas para ser feliz?



2. (102) Comparto con Dios Su Voluntad de que yo sea feliz. 

¿Acaso encuentras satisfacción en el dolor?

¿Acaso encuentras felicidad en el sufrimiento?

¿Acaso encuentras libertad en el castigo?

¿Acaso encuentras paz en el sacrificio?

¿Te sientes bien aportándole significado a la culpa?

¿Encuentras valor dándole cabida al miedo?

Comparto con Dios Su Voluntad de que yo sea feliz.

Tema de reflexión: ¿Qué te impide ser feliz?

2 comentarios: